Aquel viento / Maribel


“Nací enamorada de los caballos. De pequeña me escapaba a escondidas con la yegua de un tío mío que vivía en un campo superverde y rodeado de unas montañas preciosas, entre ellas, la montaña que recibía más lluvia de todo el país. Pero a pesar de lo que me encantaba galopar, siempre me daba cierto miedo, y cada vez que aquella yegua echaba a correr, se me encogía el estómago, me agarraba con todas mis fuerzas a la montura e intentaba reducir la velocidad”.

Aquel viento / Maribel

Etiquetas: , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *