Observatorio de la Infancia en Andalucía youtube facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Abuelos y abuelas… para todo: percepciones en torno a la educación y el cuidado de los nietos


669

Año: 2011

ISBN (13): 978-84-92454-18-1

Depósito legal: M 43460-2011

Autor: Megías Quirós, Ignacio

Otros autores: Ballesteros Guerra, Juan Carlos

Lugar de Edición: Madrid

Editorial: Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD)

Año de edición: 2011

Páginas: 98 p.

Idioma: Español

Fuente: Caja Madrid. Obra Social

Formato: Electrónico

Temáticas: Red familiar

Descriptores: educación, relaciones familiares, abuelos, España

Resumen:

Los abuelos y abuelas españoles se sienten divididos entre el disfrute que les produce poder pasar tiempo con sus nietos y el agobio que supone una excesiva responsabilidad en su cuidado y educación. La delgada línea divisoria entre ambos sentimientos viene marcada claramente por la clase social. En familias donde los recursos económicos son escasos (y no hay posibilidad de contratar canguros o guarderías) los padres delegan excesivamente en los abuelos y abuelas que afirman sentirse "angustiados" y "utilizados".

Esta es una de las principales conclusiones de la investigación sociológica “Abuelos y abuelas… para todo. Percepciones en torno a la educación y el cuidado de los nietos”, realizada por la FAD y Obra Social Caja Madrid. 

La investigación pone de manifiesto que los abuelos españoles se han convertido en el colchón protector de muchas deficiencias sociales y son conscientes de que pertenecen a una generación de mayores cuya dedicación familiar contribuye, de forma decisiva, al equilibrio y sostenimiento económico de la sociedad y lo que permite a muchas de sus familias mantener su nivel de vida.

Algunos datos:

  • Más de un 50% de los abuelos/as cuidan a sus nietos casi todos los días.
  • El 22% cuida diariamente a nietos más de 7 horas.
  • El 45% cuida a los nietos casi todas las semanas.
  • Los abuelos comienzan a atender a los nietos con más frecuencia que las abuelas, pero las abuelas los cuidan más tiempo.

Esta situación hace que los abuelos hayan tenido que abandonar su pretensión de “malcriar” para ser auténticos educadores; asumiendo una nueva responsabilidad y arriesgándose a un enfrentamiento con los criterios de sus hijos (tienen que educar cuando realmente no tienen la autonomía de criterio para hacerlo).

En este contexto los abuelos piden una demanda firme: la necesidad de imponer límites que racionalicen la obligación. Están dispuestos a aceptar su participación como cuidadores de los nietos solo en las situaciones en que verdaderamente sea necesario (laborales, principalmente), no para que los padres puedan disfrutar de su tiempo libre a costa del de ellos (resumen sacado de la web de Caja Madrid. Obra Social).

Descargar documento