Observatorio de la Infancia en Andalucía youtube facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Buenas prácticas en atención perinatal: proyecto de humanización de la atención perinatal en Andalucía


417

Año: 2008

Lugar de Edición: [Sevilla]

Editorial: Consejería de Salud

Año de edición: [2008]

Descripción Física: Tablas

Páginas: 80 p.

Idioma: Español

Fuente: Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía

Formato: Electrónico

Observaciones: En la port.: Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud.

Temáticas: Salud

Otras temáticas: Neonatología

Descriptores: asistencia sanitaria, atención prenatal, primera infancia, maternidad, Comunidad Autónoma de Andalucía

Resumen:

La mejora a lo largo de las últimas décadas de la atención sanitaria en relación al embarazo, el parto y la crianza ha tenido, junto a los cambios económicos, sociales y culturales, una repercusión muy positiva en la salud de las mujeres y de los recién nacidos, que se traducido en una reducción en las tasas de morbilidad y mortalidad maternas y perinatales.

Sin embargo, la consecución de estos logros para la salud ha conllevado, en muchas ocasiones, procesos altamente tecnificados que están desplazando el natural protagonismo que debía corresponder tanto a la mujer como a la persona que acaba de nacer, así como a su pareja si la tiene y a su familia, más o menos extensa.

La salud perinatal es un tema de gran trascendencia para el desarrollo de cualquier sociedad. Por ello siempre es un asunto de actualidad pero afecta de forma particular y en muchos aspectos en exclusiva a las mujeres, pues ellas son las principales protagonistas del proceso de atención al parto. En este sentido, es necesario recuperar una dimensión más humana y la confianza de la mujer en su propio cuerpo, en su capacidad de tomar decisiones acerca de su embarazo y parto, y de amamantar y criar a su hijo o hija. Desde estos presupuestos, y desde el respeto a estas decisiones, hay que plantear la participación de la pareja y la familia. En otras palabras, la sabia combinación del respeto a la fisiología del parto, con las intervenciones apropiadas que el proceso pueda requerir, no puede llevarse a cabo sin el respeto a la autonomía, el protagonismo y corresponsabilidad de la mujer, así como de los derechos de las personas en el momento de nacer.

Por todo ello, el camino que permite mejorar y avanzar hacia un “buen hacer” en atención perinatal pasa por plantearse en el propio Sistema Sanitario Público de Andalucía, y desde una reflexión autocrítica, algunos procedimientos clínicos en vigor sujetos en ocasiones a tradiciones sin evidencia científica suficiente, con el fin de garantizar las mejores prácticas posibles en atención perinatal.

Este es el objetivo que se propone el Plan de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía (PHAPA), que supone un nuevo impulso a las políticas de mejora de la calidad de nuestro sistema sanitario que se desarrollan en Andalucía desde mediados de los años ochenta. El PHAPA inició sus actividades en el año 2006 y desde entonces ha ido progresivamente involucrando a todos los hospitales públicos de Andalucía para impulsar en ellos unas prácticas seguras a la vez que respetuosas con las expectativas y derechos de las mujeres y sus familias.

Con este objetivo se ha elaborado el presente documento de consenso sobre Buenas Prácticas en Atención Perinatal. Es el resultado de un trabajo multidisciplinar realizado por quienes tienen la responsabilidad de proporcionar a la mujer y al recién nacido una adecuada atención al parto en cualquiera que sean sus circunstancias.

Otra pretensión de este trabajo es ofrecer una oportunidad para reflexionar sobre el proceso de parto y nacimiento así como sobre sus posibles mejoras. Al mismo tiempo, refleja también el compromiso de la Consejería de Salud de introducir aquellos cambios que sean necesarios para la aplicación de las mejores prácticas que, basadas en la evidencia científica disponible, permitan obtener óptimos resultados de salud maternal y neonatal. En este contexto, nos encontramos sin duda ante un reto que va a requerir, sobre todo, del buen hacer y del entendimiento entre las partes implicadas: administración sanitaria, profesionales y ciudadanía (resumen sacado de la propia guía).

Descargar documento