Observatorio de la Infancia en Andalucía youtube facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Improving early childhood development: WHO guideline


49

Año: 2020

ISBN (13): 978-92-4-000209-8

Autor: World Health Organization (WHO)

Lugar de Edición: Ginebra

Editorial: World Health Organization (WHO)

Año de edición: 2020

Descripción Física: gráf. y tablas

Páginas: 67 p.

Idioma: Inglés

Fuente: Infocop ONLINE

Formato: Electrónico

Temáticas: Salud

Otras temáticas: Bienestar emocional, crianza, políticas de salud infantil, desarrollo emocional, parentalidad positiva

Descriptores: política sanitaria, desarrollo evolutivo, política de infancia, primera infancia

Resumen:

Permitir que los niños pequeños alcancen su pleno potencial de desarrollo es un derecho humano fundamental y para ello es esencial la prestación de un “cuidado cariñoso” y el cuidado de la salud mental de la madre en los primeros años de vida del niño. Así lo establece la nueva guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lleva por título, Mejorando el desarrollo de la primera infancia (Improving early childhood development: WHO guideline).

Además de garantizar el cuidado de la salud de los niños, es fundamental permitir que los niños desarrollen su bienestar emocional en toda su plenitud, por lo que los padres deben conocer las pautas para proporcionar este cuidado afectivo en la primera infancia. Por este motivo, la guía de la OMS proporciona recomendaciones y orientaciones para tener en cuenta esta variable en la implementación de políticas de salud infantil y de programas de atención al desarrollo en la primera infancia.

En la medida en que los padres son los principales cuidadores de los niños, y tal y como señala la OMS, resulta esencial que accedan a programas de apoyo para garantizar que sus pautas de crianza son adecuadas y posibilitan el desarrollo emocional del niño en un entorno estable. En este sentido, los profesionales y los responsables de las políticas sanitarias tienen un papel fundamental en el desarrollo de estos programas de formación en pautas de crianza positivas o parentalidad positiva.

Por este motivo, la guía ofrece recomendaciones tanto a padres y cuidadores, como a profesionales sanitarios y otros profesionales que trabajan en contacto directo con las familias, así como proporciona pautas dirigidas a los responsables y líderes políticos para la implementación de políticas de cuidado de la infancia.

Las recomendaciones se enfocan en los siguientes aspectos fundamentales para el desarrollo de los niños: cómo proporcionar una atención receptiva en los padres e implementar actividades de aprendizaje temprano en los primeros 3 años de vida; cómo integrar estos aspectos durante el periodo de lactancia; y cómo integrar intervenciones psicológicas para apoyar la salud mental materna en los servicios de salud y el desarrollo de la primera infancia.

A este respecto, la guía de la OMS establece que:
  • Todos los bebés y niños deben recibir una atención receptiva durante los primeros 3 años de vida; y los padres y otros cuidadores deben recibir apoyos especializados para brindar dicha atención receptiva.
  • Todos los bebés y niños deben realizar actividades de aprendizaje temprano con sus padres y otros cuidadores durante los primeros 3 años de vida; y los padres y otros cuidadores deben recibir apoyo y formación para involucrarse en estas actividades de aprendizaje temprano con sus bebés y niños.
  • El apoyo para la atención receptiva y el aprendizaje temprano debe incluirse como parte de las intervenciones para una nutrición óptima de los bebés y niños pequeños.
  • Las intervenciones psicológicas para apoyar la salud mental materna deben integrarse en los servicios de salud y desarrollo de la primera infancia (resumen sacado de la web de INFOCOP ONLINE). 

Descargar documento