Observatorio de la Infancia en Andalucía OIA-A OIA-A youtube OIA 2.0 facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

El impacto del acoso escolar en el rendimiento académico en España


144

Año: 2022

ISBN (13): 978-84-18677-50-2

Autor: Rusteholz, Gisela ; Mediavilla, Mauro

Lugar de Edición: Madrid

Editorial: Fundación Alternativas

Año de edición: 2022

Descripción Física: gráf. y tablas

Páginas: 43 p.

Serie: Documento de trabajo ; 212/2022

Idioma: Español

Fuente: Infocop ONLINE

Formato: Electrónico

Temáticas: Convivencia y violencia, Educación

Descriptores: enseñanza secundaria, fracaso escolar, rendimiento escolar, absentismo escolar, España, violencia escolar

Resumen:

El acoso escolar se erige como un obstáculo más en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que puede generar un rendimiento académico más pobre y conducir, a corto plazo, al incremento en las tasas de absentismo escolar, fracaso escolar o abandono escolar prematuro.

Esta es una de las conclusiones del informe publicado por la Fundación Alternativas a través del cual se analiza el impacto que puede tener el acoso escolar sobre las competencias adquiridas de los estudiantes españoles escolarizados en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Tal y como indican sus autores, el documento aborda, por un lado, la prevalencia de casos de acoso escolar en nuestro país y su relación con diversas variables (a saber, el género, el tipo de centro escolar y la comunidad autónoma del alumno o la alumna). Por otro lado, se cuantifica el impacto del acoso escolar sobre las puntuaciones de la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) del año 2018 en Matemáticas, Comprensión Lectora y Ciencias. Para tal fin, se ha contado con datos procedentes de una muestra de aproximadamente 36.000 estudiantes de 15 años (la mayoría en 4º de la ESO) que estudiaban en centros de todas las Comunidades Autónomas.

De acuerdo con el informe, el acoso escolar o bullying es un problema muy extendido. A pesar de los esfuerzos emprendidos para visibilizarlo y corregirlo, este fenómeno “sigue propagándose y evolucionando”. Según datos de la UNESCO, este grave problema podría afectar a uno de cada tres estudiantes en todo el mundo. El informe cifra la prevalencia del acoso escolar en España en el 16,8% de los y las estudiantes de 15 años, sin diferencias significativas por género ni por tipo de centro escolar (público, privado y concertado) y con diferencias menores en función de la CCAA.

Como evidencia la literatura, el impacto del acoso escolar afecta a todas las personas implicadas, ya sean víctimas, agresores o testigos, produciendo una serie de efectos negativos en las víctimas que pueden dificultar su capacidad para integrarse y relacionarse, especialmente, si perduran a largo plazo. De este modo, este grave problema puede derivar en un deterioro en el desarrollo de las habilidades sociales o relacionadas, tales como, la asertividad, la empatía o la gestión de la ira o el miedo. Las consecuencias inmediatas más habituales suelen ser el temor a asistir a clase, la ansiedad y la depresión, e incluso las ideas suicidas.

Con respecto a las dificultades académicas, el documento indica que el acoso tiene un impacto negativo en todas las habilidades evaluadas, un efecto negativo que “equivaldría a la pérdida de 3-5 meses de educación formal para los estudiantes victimizados en comparación con sus compañeros no victimizados”, lo que representa “entre un 30% y un 50% menos de educación en el año escolar de 10 meses respecto de sus compañeros”. De este modo, el acoso escolar constituye otro obstáculo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que puede derivar en un rendimiento académico más pobre y conllevar, a corto plazo, al incremento en las tasas de absentismo escolar, fracaso escolar o abandono escolar prematuro.

La magnitud del efecto sobre el rendimiento se incrementa con la edad y el impacto del tipo de acoso (físico, verbal o psicológico) sobre el rendimiento es diferente. Asimismo, si bien este grave problema afecta directamente al rendimiento, también lo hace de forma indirecta con su efecto sobre la capacidad de atención y sobre el clima escolar.

A largo plazo, las investigaciones demuestran dificultades académicas y pérdida de oportunidades de educación superior, problemas de salud física y mental y en el control de las emociones, así como limitaciones para adaptarse a los roles adultos, integrarse en el mercado laboral o ser económicamente independientes.

Dado lo expuesto, los autores del informe consideran fundamental “no ignorar ni subestimar el problema”, sino dedicar mayores esfuerzos para evitar su impacto negativo, realizando más estudios complementarios y diseñando políticas que permitan la detección precoz de este fenómeno y que mitiguen de forma eficaz sus efectos (resumen sacado de Infocop Online).

Descargar documento