Observatorio de la Infancia en Andalucía OIA-A OIA-A youtube OIA 2.0 facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Informe sobre la salud mental infantil 2022: tratar los síntomas de trauma en niños y adolescentes


173

Año: 2022

Autor: Sheldon-Dean, Hannah

Lugar de Edición: Nueva York

Editorial: Child Mind Institute

Año de edición: 2022

Páginas: 26 p.

Idioma: Catalán

Fuente: Child Mind Institute

Formato: Electrónico

Temáticas: Psicología, Salud

Otras temáticas: Trauma

Descriptores: salud mental, desarrollo evolutivo, psicología infantil, trastornos emocionales

Resumen:

¿Qué es exactamente el trauma y cómo se define?¿En qué modo afecta a niños/as y adolescentes? ¿Qué podemos hacer para disminuir el impacto del trauma en su salud mental?

Para dar respuesta a estas y otras preguntas, el Instituto de la Mente Infantil (Child Mind Institute) -organización estadounidense sin ánimo de lucro, cuyo fin es el de facilitar las vidas de los niños y las familias que lidian con la salud mental y los trastornos del aprendizaje-, ha publicado su informe sobre Salud Mental en la Infancia 2022, cuya temática, en esta nueva edición, versa sobre sobre los efectos del trauma psicológico en menores, revisando la base de la evidencia para los tratamientos más eficaces orientados a mitigar el impacto del mismo.

Tal y como manifiestan sus autores, sucesos como la pandemia de la COVID-19 o la situación actual de guerra en Ucrania, son ejemplos de graves situaciones con consecuencias devastadoras informadas por los medios, que han puesto el tema del trauma en el foco de atención. 

De forma específica, en relación con la infancia, el documento recuerda que hay una base de evidencia amplia y creciente relacionada con el impacto negativo que pueden tener las experiencias traumáticas sobre el desarrollo y el bienestar de niños, niñas y adolescentes, asociándose con déficits en el funcionamiento cognitivo y relacionándose con un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental (por ej., ansiedad y depresión) en algún momento de su vida. A este respecto, considera necesario sensibilizar y concienciar sobre los efectos del trauma y su abordaje, como medida eficaz para fomentar la resiliencia innata de los/as menores y brindarles tanto a ellos y ellas, como a sus familias y comunidades, el apoyo que necesitan para avanzar.

De acuerdo con este informe, cada vez hay una más investigación en torno al trauma, teniendo en cuenta la exposición a experiencias negativas crónicas y continuas, en lugar de a eventos únicos y extremos. Este tipo de trauma se conoce como “trauma complejo” y está estrechamente ligado al concepto de Experiencias Adversas en la Infancia (ACE, por sus siglas en inglés). Si bien no existe una definición única de trauma complejo, hay un amplio acuerdo entre los expertos sobre los tipos de eventos y síntomas asociados con el mismo. A este respecto, los eventos subyacentes al trauma complejo generalmente se caracterizan por su severidad y cronicidad (por ej., abuso y negligencia), tener lugar durante un período prolongado de tiempo y por afectar a la capacidad de un niño o niña para relacionarse con los demás y construir relaciones de confianza con sus cuidadores y otras figuras de autoridad. Las reacciones de los individuos a tales eventos a menudo son más diversas que las enumeradas en los criterios DSM para el TEPT.

Entre los síntomas del trauma complejo destacan los siguientes: desafíos con el apego y las relaciones, dificultad para regular las emociones y el comportamiento, cambios en la capacidad de atención y otras habilidades cognitivas, disociación de la realidad, baja autoestima y una perspectiva negativa general del mundo.

Descargar documento