Observatorio de la Infancia en Andalucía youtube facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Juventud y participación social en Euskadi = Gazteak eta parte-hartze soziala Euskadin


120

Año: 2015

Autor: Bilbao Gaztañaga, Miren

Otros autores: Corcuera Bilbao, Nieves ; Longo Imatz, Oskar ; González López, Fabio

Lugar de Edición: San Sebastián

Editorial: Servicio central de publicaciones del Gobierno Vasco

Año de edición: 2015

Descripción Física: gráf. y tablas

Páginas: 212 p.

Serie: Cuadernos de tendencias de la juventud vasca ; 9

Idioma: Catalán

Fuente: SiiS Centro de Documentación y Estudios

Formato: Web

Temáticas: Participación social

Descriptores: voluntariado, asociacionismo, participación social, juventud, Comunidad Autónoma del País Vasco, participación del menor

Resumen: Este informe es la novena entrega de la colección Cuadernos de tendencias de la juventud vasca, colección que el Observatorio Vasco de la Juventud, servicio de la Dirección de Juventud y Deportes del Gobierno Vasco, inició hace siete años para dar a conocer las tendencias y pautas observadas en la juventud.

En esta ocasión el eje central sobre el que gira el informe es la participación social, coincidiendo con un momento de efervescencia sociopolítica en el que cobran auge nuevas formas de acción social y, al mismo tiempo, se demandan y también perciben ciertas posibilidades de cambio social.

La participación social es una de las dimensiones por las que las personas jóvenes construyen y, al mismo tiempo, ponen en práctica su ideario de valores y sus relaciones sociales y grupales. La participación social puede entenderse bien como un acto personal individual o bien como un acto colectivo (como miembro de un grupo formal o informal), que supone cierta interacción social y en el que se desarrollan diferentes estrategias y alternativas, y se crean o utilizan diferentes canales o medios de actuación, con el fin último de conseguir determinados objetivos, que pueden ser tanto autocentrados como altruistas (intentando una mejora social de algún colectivo o del entorno) pero, en todo caso, no lucrativos.

La participación social tiene una proyección pública, en tanto que se desarrolla en un marco social de relaciones y de forma común a otras personas, que inciden en nuestras decisiones o sobre las que se busca incidir. La participación social no es un fin en sí mismo sino un medio para obtener los objetivos planteados, si bien el propio proceso participativo ya posee un valor intrínseco.

El interés por el estudio de la participación social de la juventud no es nuevo. Ha habido diferentes aproximaciones al fenómeno, pero siempre desde una perspectiva parcial debido a la dificultad de definirlo y conceptualizarlo a fin de hacerlo cuantificable (resumen sacado del propio cuaderno).

Ir a página Web