Observatorio de la Infancia en Andalucía OIA-A OIA-A youtube OIA 2.0 facebook twitter rss contacto
Está usted en: Inicio

Boletín Informativo nº 93: Acoso Escolar


57

Año: 2022

Autor: Observatorio de la Infancia y Adolescencia de Andalucía (OIA-A)

Lugar de Edición: Granada

Editorial: Junta de Andalucía. Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Observatorio de la Infancia y Adolescencia de Andalucía (OIA-A) ; Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA)

Año de edición: 2022

Idioma: Español

Fuente: Observatorio de la Infancia y Adolescencia de Andalucía (OIA-A)

Formato: Electrónico

Temáticas: Educación

Descriptores: vida escolar, violencia escolar, conflicto escolar

Resumen:

El acoso escolar es toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre escolares de forma reiterada y a lo largo del tiempo. Son situaciones, acciones y conductas en las que uno o más alumnos o alumnas insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan de manera intencionada, sistematizada y prolongada en el tiempo a otro compañero o compañera de clase (Fundación Anar, 2022). Cuando este maltrato se produce haciendo uso de herramientas y tecnologías digitales o a través de redes sociales, hablamos de ciberacoso.

Según datos de la UNESCO, el acoso escolar o bullying podría afectar a uno de cada tres estudiantes en todo el mundo. En España, la prevalencia del acoso escolar entre estudiantes de 15 años es del 16,8%. El informe de 2018 ‘Percepciones y vivencias del acoso escolar y el ciberacoso entre la población española de 10 a 17 años’, de Save the Children, refleja que el 52% de los niños, niñas y adolescentes españoles sufrió algún tipo de violencia o humillación en el centro escolar, mientras que el 7% fue víctima de ciberbullying.

Por otro lado, hay determinadas características en el alumnado que pueden ser predictoras de una mayor victimización como pueden ser la diversidad afectivosexual, la discapacidad, el sobrepeso, o la pertenencia a minorías étnicas y culturales, y que pueden multiplicar las probabilidades de sufrir situaciones de acoso escolar.

El acoso escolar tiene consecuencias muy graves para quienes lo sufren, como depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, baja autoestima, bajo rendimiento escolar, etc. Estas consecuencias pueden prolongarse en la persona incluso años después de haber abandonado el centro escolar.

En el Boletín Informativo que les ofrecemos se reúnen algunos de los más recientes documentos sobre la cuestión, con la intención de situar el problema y ofrecer diferentes estrategias y recursos para hacerle frente.

Descargar documento