Buscar Redes sociales Youtube Facebook X rss Correo
Observatorio de la Infancia en Andalucía y Adolescencia de Andalucía
Está usted en: Inicio

El Duelo en el centro educativo: actuaciones ante el fallecimiento de un miembro de la comunidad educativa. Orientaciones generales


280

Año: 2023

Autor: Luengo Latorre, José Antonio ; Yévenes Retuerto, Raquel

Lugar de Edición: Madrid

Editorial: Consejería de Educación, Ciencia y Universidades de la Comunidad de Madrid

Año de edición: 2023

Páginas: 27 p.

Idioma: Español

Fuente: Infocop ONLINE

Formato: Electrónico

Temáticas: Educación, Psicología

Otras temáticas: Duelo, fallecimiento, tratamiento psicológico

Descriptores: muerte, psicología infantil, huérfanos, centros de enseñanza

Resumen:

Los centros educativos deben afrontar el reto de incorporar la reflexión sobre la muerte, con distinto gradiente e intensidad; dependiendo de la edad de los alumnos y alumnas, de su capacidad para capturar cognitiva y emocionalmente el mundo que le rodea, las relaciones entre sus elementos, y las consecuencias de éstas. La idea pasa, debe pasar por vehicular la reflexión sosegada y planificada, y, con ello, el crecimiento sensible, la comprensión del poliédrico fenómeno y sus múltiples caras, y su comprensión como un proceso más de la vida que vivimos cada día. En cualquier caso, se trata de hechos que afectan de manera significativa a la comunidad educativa en su conjunto y, dependiendo de las circunstancias, de forma dramática a alguno de sus colectivos.

El documento recoge una serie de recomendaciones en torno a los pasos a desarrollar en la gestión del duelo en los centros y comunidades educativas, variando el grado de impacto y el tipo y naturaleza de dichas actuaciones en función de cada situación.

A lo largo de sus páginas, la guía estructura el proceso de intervención en tres fases:
  1. Fase de emergencia: el primer día/los primeros días tras el impacto, es conveniente flexibilizar las actividades ordinarias según el nivel de impacto de los grupos, teniendo especial consideración con los grupos más afectados, y valorar la suspensión, en señal de duelo, de cualquier acto extraordinario que tuviera programado el centro. En este punto, se recogen una serie de pautas de actuación del equipo directivo con toda la comunidad educativa, del equipo interno con el claustro y profesorado especialmente afectado, del profesorado y tutores con sus grupos de alumnos, y del equipo interno con las familias.
  2. Fase de mantenimiento: pasados los primeros días (por ej., la primera semana), la guía recomienda volver cuanto antes a los ritmos y rutinas ordinarias, pero siempre con flexibilidad, “sin actuar precipitadamente o con acciones que puedan suponer interpretaciones de desafección”. Es conveniente y necesaria la vuelta a las rutinas, mostrando en todo momento disponibilidad y cercanía “y sin dejar de observar su día a día desde la perspectiva emocional y relacional”. En este punto, los autores indican que los pasos que se desarrollen deben tener siempre en cuenta la diversidad, especialmente del alumnado: “no todos los miembros de la comunidad educativa disponen de los mismos recursos para gestionar el duelo ni van a experimentar las mismas sensaciones ni vivir la ausencia de manera similar”.
  3. Fase de reorganización (pasado el primer mes aproximadamente) el documento considera clave aquí recordar que, a pesar del paso del tiempo, el duelo formará parte de la vida del centro y de un buen número de personas de la comunidad educativa durante un tiempo, especialmente, en grupos de alumnos y alumnos específicos (aquellos que tuvieran una especial relación y amistad con la persona fallecida) (resumen sacado de Infocop Online).

Descargar documento